Las orquídeas son una maravilla, realmente son una de las flores más hermosas de la naturaleza, y no sólo por su exótica belleza, sino por toda su estructura que representa toda una obra de arte. Tienen tanta importancia  en los países de Centro América, Sur América y el Caribe que  muchos de ellos eligieron orquídeas como flor nacional:  De Colombia la Cattleya trianae, de Venezuela la Cattleya mossiae, de Costa Rica la Cattleya skinneri  y  de Panamá la Peristeria elata (Flor del Espíritu Santo), de Honduras la Rhyncholaelia digbyana (Brassavola) de Guatemala el Lycaste virginalis (monja blanca) de Belice la Encyclia cochleata. Es muy común verlas en nuestros caminos y fincas de Dolores Tolima.

1. Ofrecen refugio a muchos animales, que viven alrededor de sus raíces  – especiamente hormigas. También, pequeñas serpientes, ranas, y pájaros. Todos estos animales los vemos en nuestros cafetales de nuestras fincas de Dolores Tolima.
2. Las flores de la mitad de las especies de orquideas ofrecen nectar a abejas, moscas, mariposas, palomillas y colibries, a cambio del servicio de polinización que ofrecen estos organismos.
3. Algunas orquideas ofrecen gotas de fragancias a machos de las abejas verdes y doradas (las Euglossinas), para que se perfumen y puedan atraer a las hembras.

  1. Las orquideas conviven con, y dan refugio a, muchos microorganismos, como hongos y bacterias.
  2. Las raices y estructuras de las orquideas y otras epifitas atrapan hojarasca y otro material organico (cadaveres y excremento de insectos y animales, restos de plantas viejas etc.), y lo mantienen allí arriba en las copas de los árboles, como otro piso de tierra per arriba. De allí se alimentan las enredaderas y otras epifitas. Y de todas estas plantas se alimentan las poplaciones de reptiles, mamiferos (especialmente monos y murcielagos) y pajaros que se alimentan de sus hojas, flores y semillas. Asi se mantiene la riqueza y diversidad de organismos que conviven en las copas de los árboles en las fincas de nuestra región.