La humanidad tiende a desperdiciar mucho, y aunque esta frase generalmente nos
ubica en el hecho de que consumimos muchos productos que al final producen
basura, la verdad es que esto es inevitable, y lo que realmente deberíamos buscar
hacer, es tener alternativas que nos permitan reutilizar las cosas que vemos como
simplemente “basura”


En las grandes y pequeñas ciudades se producen demasiados empaques, papeles,
plásticos y demás cosas producto de la industrialización de algunos productos, sin
embargo en el campo es otro el panorama. Los campesinos colombianos tienen
acceso a alimentos directamente producidos en sus terrenos, lo que hace que en su
mayoría los residuos que se generan son orgánicos.
Es así como hoy, 17 de mayo de 2018, en el “DÍA DEL RECICLAJE” queremos hacer
un llamado a la reutilización, las cosas que tenemos no siempre generan basura,
tenemos que ver más allá de la basura, tenemos que incentivar en nuestro campo la
actividad de almacenar los residuos orgánicos (cascaras de vegetal, restos de
alimentos, desechos digestivos de animales domésticos, etc.) aparte de los demás
desechos, aprender a realizar compostajes domésticos, que le permitan tener a
nuestros campesinos un abono natural, limpio y seguro, para que ellos consuman
alimentos más sanos, y además produzcan alimentos más sanos, los cuales van a
parar en los hogares de toda Colombia y del mundo.
Café Azulejo cree en el campo, cree en la reutilización de las cosas, cree que los
campesinos pueden dar el ejemplo a las ciudades, y cree que así tendremos un
mundo mejor.

Artículo redactado por: Hugo Daniel Hernández – Biólogo equipo café Azulejo