Biodiversidad y café

Biodiversidad y café

Biodiversidad en Nuestras fincas Cafeteras Colombianas

Se estima que 11 millones de hectáreas de tierra cultivada están de dicadas al café, estó es el equivalente a la suma de los territorios de Suiza, Bélgica y Holanda.

La producción de café está asociada a serios costos sociales y ambientales que no se reflejan en su precio de venta. La producción intensiva de café es causa de deforestación, contaminación con pesticidas y pérdida de la biodiversidad. Sin embargo, al mismo tiempo es uno de los productos donde más esfuerzos existen para adaptar su producción con el objeto de reducir su impacto ambiental. Incluso en los últimos años las actividades de la industria del café relacionadas con su procesamiento, tueste y distribución también han comenzado a evaluar su propio impacto en el medio ambiente.

Existe cierto número de iniciativas actualmente en desarrollo con el fin de mejorar las condiciones sociales y ambientales asociadas a la producción del café. Entre dichas alterativas existen tres tipos principales de certificación diseñadas para promover el desarrollo del cultivo del café sostenible: el café equitativo o de comercio justo, el café orgánico y el café bajo sombra que también suele estar asociado a las certificaciones de protección de las aves.

El sistema de comercio justo persigue principalmente mejorar las condiciones de los campesinos y su comunidad; el café orgánico es un café cultivado sin la utilización de pesticidas, fertilizantes u otros aditivos químicos, pero además las organizaciones de certificación de café orgánico suelen insistir en rigurosos métodos de conservación de suelos como la elaboración de abono orgánico, el cultivo en terrazas con el fin de prevenir la erosión, y medidas para proteger los cauces de agua.

La mayor parte de las plantas de café orgáncioson cultivados a la sombra de otros árboles, aunque esto no constituye un criterio de la certificación orgánica.

Las iniciativas para el cultivo de café bajo sombra surgieron de la preocupación debida a la rápida deforestación ocurrida como resultado de la diseminación de las plantaciones comerciales de café. Desde 1970, las plantaciones de café que tradicionalmente crecían bajo una variedad de especies, son convertidas en cultivos de sol. Las preocupaciones por los impactos sobre la biodiversidad, especialmente sobre las especies de pájaros, condujeron a la creación de la primera certificación de un cultivo de café bajo sombra, en 1995.

El cafeto evolucionó en África en el marco del bosque tropical y crece mejor bajo sombra. Una plantación de café tradicional puede proporcionar hábitat a variadas aves, mamíferos, reptiles y anfibios, insectos, árboles y plantas. Lo asombroso acerca de la siembra de café es que puede hacerse en armonía con la conservación de bosques tropicales y durante muchos siglos así se hizo. Con este método se añade nitrógeno al suelo, muy apropiado para el cultivo de café.

Sin embargo algunas especies de café mas fuertes necesitan de mas sol para desarrollarse apropiadamente y también es conveniente resaltar que para hacer análisis válidos sobre la problemática de la producción de café y su impacto en el medio ambiente es necesario tener en cuenta la gran diversidad de países productores de café y las diferentes zonas productoras de dichos países.

Como ven las Aves “UNA VIDA CON MUCHO COLOR”

Como ven las Aves “UNA VIDA CON MUCHO COLOR”

Te has preguntado ¿Cómo ven las aves el mundo?, ¿Cómo hacen para identificar las flores las aves que se alimentan del néctar?, ¿Cómo hacen las águilas y halcones para ver desde la altura a sus presas?, ¿Cómo se ven de atractivos los pavos machos para las hembras?…

La respuesta como te lo imaginas está en sus ojos, pero es mucho más complejo de lo que estás pensando. Los animales, incluyendo al humano, tenemos dos tipos de células en nuestros ojos, que nos permiten recibir de maneras diferentes los colores que nos brinda el mundo a través de la luz. Estas células son los bastones y los conos.

Los bastones, son las células encargadas de recibir las imágenes en presencia de poca luz, es decir, nos permiten ver todo lo correspondiente a la escala de grises, y los conos, son las células que se encargan de recibir la luz de colores. Resulta que para las aves nocturnas, la mayoría de las células en los ojos son bastones, y le permite percibir imágenes a pesar de que en el ambiente se encuentre poca presencia de luz, y por su parte, las aves que están asociadas de alguna manera a las flores o en el caso del cortejo a los colores, tienen 80% o incluso más en algunas especies, de conos.

Las aves, al igual que otros grupos de vertebrados (Anfibios, Peces y Reptiles), tienen dos modificaciones extra en comparación con los primates (incluido al humano). La primera de estas modificaciones, es que las aves tienen el doble, o hasta más, células encargadas de recibir la luz (conos y bastones); y la segunda modificación, es que mientras que los conos que tenemos los humanos, presentan tres pigmentos que se encargan de recibir los colores, las aves presentan cuatro pigmentos en cada uno de sus conos, está característica se denomina conos tetracromáticos, y es la razón por la cual las aves diurnas son mucho más sensibles a la luz, y perciben los colores de una manera diferente al del humano.

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, podemos afirmar, que las aves ven muchos más colores que el humano; son capaces de percibir mucho mejor la luz de los objetos; ven mucho más brillante y colorido el entorno que los rodea; y es así, que mientras el humano puede ver una flor de color rojo uniforme, las aves pueden estar viendo todas las variaciones de rojos que presentan los pétalos; mientras el humano ve una ave de color azul oscuro casi negro, las demás aves pueden llegar a ver tonalidades de azules, verdes, rojas, moradas, rosadas, amarillas y de cualquier otro color ocultas al ojo humano en medio de cada pluma; y mientras el humano ve aproximadamente siete colores en el arco iris, las aves pueden estar viendo decenas de colores en ese arco en el cielo.

Sabiendo todo esto, deberíamos intentar ser como las aves, y buscar los muchos colores que la vida pone en cada uno de nuestros días…

 Artículo redactado por: Hugo Daniel Hernández

Biólogo-  Proyecto Café Azulejo.

Algo más que basura

Algo más que basura

La humanidad tiende a desperdiciar mucho, y aunque esta frase generalmente nos
ubica en el hecho de que consumimos muchos productos que al final producen
basura, la verdad es que esto es inevitable, y lo que realmente deberíamos buscar
hacer, es tener alternativas que nos permitan reutilizar las cosas que vemos como
simplemente “basura”


En las grandes y pequeñas ciudades se producen demasiados empaques, papeles,
plásticos y demás cosas producto de la industrialización de algunos productos, sin
embargo en el campo es otro el panorama. Los campesinos colombianos tienen
acceso a alimentos directamente producidos en sus terrenos, lo que hace que en su
mayoría los residuos que se generan son orgánicos.
Es así como hoy, 17 de mayo de 2018, en el “DÍA DEL RECICLAJE” queremos hacer
un llamado a la reutilización, las cosas que tenemos no siempre generan basura,
tenemos que ver más allá de la basura, tenemos que incentivar en nuestro campo la
actividad de almacenar los residuos orgánicos (cascaras de vegetal, restos de
alimentos, desechos digestivos de animales domésticos, etc.) aparte de los demás
desechos, aprender a realizar compostajes domésticos, que le permitan tener a
nuestros campesinos un abono natural, limpio y seguro, para que ellos consuman
alimentos más sanos, y además produzcan alimentos más sanos, los cuales van a
parar en los hogares de toda Colombia y del mundo.
Café Azulejo cree en el campo, cree en la reutilización de las cosas, cree que los
campesinos pueden dar el ejemplo a las ciudades, y cree que así tendremos un
mundo mejor.

Artículo redactado por: Hugo Daniel Hernández – Biólogo equipo café Azulejo