Nuestra finca la Jazminia se encuentra en la vereda San Pedro Tolima, municipio de Dolores Tolima. El agradecimiento comienza con todas las personas que nos ayudan en todos los procesos de producción de nuestro café especial Azulejo.

MARIA INES BETANCOURTH DE HERNÁNDEZ

Soy Inés Betancourt, dueña de la finca la Jazminia en san pedro Tolima. Tengo 79años y toda mi vida he cultivado café, como tradición de mis padres y también de mis abuelos. A los 40 años murió mi esposo y me quedaron 6 hijos y gracias al café los pude sacar adelante.

Me he distinguido por tener café con buenas prácticas, cuidando las fuentes de agua, no permitiendo la contaminación de las aguas, tengo cafetales con árboles que nunca se han talado. Tengo montaña virgen sin ninguna intervención hasta el momento.

Me gusta ser líder, trabajar con la comunidad, motivar a los vecinos para integrar la asociación de productores y mejorar todas nuestras condiciones sociales.

TANO DANIEL HERNÁNDEZ (PUBLICIDAD Y MERCADEO)

Mi nombre es Daniel Hernández soy encargado del área de Marketing y Publicidad de café azulejo, me apasiona el tema del café en todos sus procesos, siempre he admirado el trabajo de mi madre y su visión ambiental y líder de la región, por eso empecé el sueño “Café Azulejo” Un homenaje a mi madre y a los buenos procesos ambientales.

Me encargo del desarrollo de campañas de promoción ambiental, de imagen de la región y de posicionamiento de nuestra marca. El Rock, el café, la fotografía y el turismo son temas que me apasionan siempre.

HUGO DANIEL HERNÄNDEZ TRUJILLO

Mi nombre es Hugo Daniel Hernández Trujillo, soy Biólogo y maestrante en Educación Ambiental, apasionado por la educación, protección y conservación de la fauna silvestre. Soy el encargado de brindar toda la información necesaria sobre la flora y la fauna que se está relacionando día a día con las comunidades campesinas, con el fin de crear conciencia, generar cambios en los conocimientos ecológicos locales y ayudar a todas las formas de vida que habitan el territorio junto a nosotros.

Soy parte del sueño familiar de Café Azulejo, pues creo que este tipo de proyectos, más allá de su parte económica, tiene un enfoque social y ambiental, que me permitirán compartir mis conocimientos y a su vez aprender de las comunidades para ayudar a la conservación de la vida.

Agradecimientos foto: Marcela  Olaya