María Inés Betancourth Molano es fuente de inspiración de nuestro proyecto Café Azulejo. Una mujer luchadora, enamorada del campo, y del trabajo. De origen Doloreño a los 12 años perdió a su padre y pocos meses después fue víctima de la violencia Colombiana (época violencia Liberales y Conservadores) perdiendo absolutamente todo, a los 40 años perdió a su esposo y prometió guardar luto hasta el final de sus días, gracias al buen ejemplo de su padre quién fue el mejor ejemplo de vida, ha logrado cumplir todos sus sueños, uno de sus sueños más importantes era lograr que cada uno de sus hijos hubiera sido profesional a pesar de la limitación de sus recursos como campesina.  A lo largo de su vida ha luchado por el bienestar de su comunidad, “Unos campesinos con educación son personas que pueden ayudar a cambiar el mundo”, partiendo de ese pensamiento, ha sido gestora de los hogares comunitarios de la región, Instituciones educativas de la región, donde gracias a este colegio se han formado niños campesinos  y hoy en día muchos de ellos son profesionales.

Creciendo en el tiempo

Cuando vences tus miedos, se destruyen tus limites.

Ejemplo de vida